La lógica del Fantasma

Por Elena Jabif,

(*) Clase del Seminario de la Escuela Freudiana de Buenos Aires "Conceptos Fundamentales del psicoanálisis", Buenos Aires, 2001

Este es un seminario donde Lacan teoriza la proprcion del objeto a, apunta a fundamentar porque el objeto a no es decible, no es un significante tambien trabaja el tema de la metafora , de la metonimia, el enunciado, la enunciacion, tambien plantea que a partir del Otro barrado la relacion transferencial es del sujeto con el Otro, el seminario esta en interlocucion con los post freudianos donde trata de reducir el biologismo, recuperando que la pulsion se funda en la demanda del Otro, situa lo traumatico y fundante del agujero del Otro, jugando con las letras , lo traumatique lo transforma en trowmatique, a partir de este agujero fundante el infante queda convocado como tapon, el trow aloja al sujeto, tambien invita a que el sujeto se invente un fantasma como respuesta salvadora pero como la neurosis rebaja el deseo a la demanda, se produce una vuelta pulsional con su gramatica , pasivo , reflexivo, activo, mirar , mirarse, hacerse mirar. Siempre la sintaxis llega desde el Otro que quiere decir que el buen enlace entre la dialectica del deseo y el torbellino pulsional depende del quiasma entre el sujeto y el Otro, esto lo conduce a trabajar el estatuto del yo, establece que la relacion no es intersubjetiva y reciproca, sino que el sujeto se dirige al objeto a que habita en el otro, que esta recubierto por difererentes velos, el imaginario como veladura es imprescindible, porque indica que funciono bien la represion, el a no tiene imagen especular pero si imagen virtual, lo que quiere decir que algo que se da en el campo del Otro, incorpora una falta ,implica que algo, de la imagen que el Otro tiene del sujeto se le escapa, se pierde lo cual tiene su beneficio para la constitucion subjetiva.

Lacan usa la logica que lo lleva a decir que no hay universo de discurso, es una logica de la incompletud que implica hablar de inconsciente, una manera de escribir la relacion del sujeto con el Otro, represantado con el quiasma, que muestra que en el lugar intermedio hay un campo que no es de uno ni es de otro, pero que sustrae un cachito para uno y para otro , y que cuando cae se produce como falta, es una de las tantas maneras de escribir el objeto a.

El objeto recortado no es natural ya que el ser humano no se alimenta de objetos naturales, salvo que fueramos psicoticos , como neuroticos nos ofrecemos a la mirada del otro de acuerdo a nuestro deseo, y esta es con el cuidado del otro porque hay restriccion de goce, el cuadro que podemos ofrecer tiene variaciones infinitas dentro ciertos limites. Cuando se hace cuadro fuera de estas coordenadas diagnosticamos psicosis, porque no arma lazo social, el campo del Otro implica una red significante donde el sujeto se encuentra con el objeto tal como fue desprendido del campo del Otro, esto quiere decir que esta bordeado de palabras, es un borde que lo fija y lo libera.

Recuperar el valor del inconsciente, es no desconocer el valor de un sueño, es no desconocer que el inconsciente esta enlazado a lo imaginario y a lo real, el falo simbolico que no esta negativizado queda por fuera del conjunto lo que pone en evidencia que el Otro no tiene todo, si negativizara ese falo quedaria reintegrado al conjunto, el menos fi es la falta imaginaria de la castracion simbolica, el neurotico brinda sacrificialmente la castracion imaginaria para proteger al Otro de su castracion, entonces pierde algo para salvar al Otro, son castraciones imaginarias que van a tener el matiz de acuerdo a como el sujeto se identifique en el fantasma.

Lacan dice me la paso pasando el pase, ya que la pulsacion del inconsciente muestra que nuestra disciplina es conjetural, Fregue lo demuestra bien cuando aparece el dos como represion secundaria y dice tengo todo, le proponemos que cuente, cero, uno, al dos le falta uno, hay que poner un uno en mas , en cada apertura vuelve a abrirse el inconsciente, entonces vuelve a abrirse el tres, solo podemos apostar, conjeturar, si alguien llega suficientemente lejos en su analisis verifica su gusto, verifica el gusto de volver a pasar y verifica el disgusto de lo que no pasa, no es una moral que uno pueda elegir sin pagar un precio por eso.

Este es un relato que está en el canon de la tradición judeo-cristiana, acentuado en el Antiguo Testamento.

Noemí tiene dos nueras que enviudan las dos se quieren quedar con Noemí, pero Noemí les dice que se vuelvan a las tierras, quiere que recuperen sus tierras, su Dios, su familia, y que puedan volver a tener otro marido, una de ellas accede y se vuelve, pero Ruth se queda, y le dice que donde Noemi vaya, ella irá y que su Dios será el de ella y que su tierra va a ser la de ella. Y esto es recibido muy bien, por la gente de este lugar. va a recoger lo que queda de la cosecha., en la tradición judaica, la ley dice que tiene que quedar, es interesante, huérfanos, viudas y también los pobres, los carenciados, los que no tienen para comer, está instaurado en el orden simbólico un lugar para responder quién lo tiene, no es el mendigo... a diferencia de los tiempos modernos donde el mendigo de hoy no es sancionado, no es reconocido, es más, según los edictos de la ciudad, el mendigo tendría que ir preso, por vagancia, porque no trabaja, no tiene un lugar reconocido, allí forma parte del orden simbólico y sancionado por la sociedad.

Booz era pariente , entonces cuando Noemí le dice a su pariente, que tiene derecho de levirato, le dice que se vista con buenas ropas y que vaya, después que Booz se vaya a dormir, le destape los pies, cuando una mujer queda viuda, el pariente más próximo la toma por mujer. es un mandato, generalmente lo más habitual sería el hermano, tomar por esposa a su cuñada, sino es él, según el grado de parentesco , entonces Booz le dice que hay un pariente más próximo, Booz le dice que tomara a Ruth como esposa, Ruth la Moabita, el hermano dice que no porque comprometería sus herederos: y le cede a Booz el derecho de levirato

Booz adormecido

Booz se había acostado, rendido de fatiga

había todo el día, trabajado en su era,

luego había preparado su lecho en el sitio de costumbre;

Booz dormía junto a sacos llenos de trigo.

Ese viejo poseía campos de trigo y cebada

Era, aunque rico, a la justicia inclinado;

No había fango en el agua de su molino;

No había infierno en el fuego de su fragua.

Su barba era de plata como un río de abril.

Su gavilla no era avara ni rencorosa;

cuando alguna pobre espigadora veía pasar:

"Dejad caer algunas espigas", decía.

Este hombre marchaba puro, lejos de senderos oblicuos,

vestido de cándida probidad y lino blanco,

y, siempre del lado de los pobres manando,

los sasos de granos parecían fuentes públicas.

Booz era buen amo y fiel pariente;

era generoso; aunque económico;

las mujeres miraban a Booz más que a un joven;

porque el Joven es hermoso, pero el viejo es grande.

El viejo, que vuelve hacia la fuente primera,

Entra a los días eternos y sale de los días cambiantes;

Se ve la llama en los ojos de los jóvenes,

pero en la mirada del viejo se ve la luz.

Booz, pues, dormía por la noche entre los suyos.

Cerca de los molinos, que se hubieran tomado por

[escombros.

Los segadores acostados formaban grupos sombríos;

Esto ocurría en tiempos muy remotos.

Las tribus de Israel tenían por Jefe un Juez,

La tierra donde el hombre erraba bajo la tienda, inquieto.

Huellas de pies de gigantes que el veía.

Estaba aún mojada y blanda del diluvio.

Como dormía Jacob, como dormía Judith,

Booz, los ojos cerrados, yacía bajo la enramada.

La puerta del cielo estaba entreabierta

Sobre su cabeza, un sueño descendió.

Y ese sueño era tal, que Booz vió un roble

que, salido de su vientre, llegaba hasta el cielo azul;

una raza subía por él como una larga cadena;

Un rey cantaba abajo, arriba moría un Dios.

Y Booz murmuraba con la voz del alma:

"¿Cómo podrá ser que de mí proceda eso?

la cifra de mis años ha pasado los ochenta,

y no tengo lujos, ni tengo ya mujer.

Hace mucho tiempo que aquella con quien yo dormí,

¡oh Señor! dejó mi lecho por el vuestro;

y estamos todavía tan mezclados el uno al otro,

Ella media viva, y medio muerto yo.

¡Nacerá de mi una raza! ¿Cómo creerlo?

¿Cómo podría ser que yo tenga hijos?

Cuando uno es joven, se tienen mañanas triunfantes;

y como de una victoria sale el día de la noche;

Pero viejo, se tiembla como el abedul en invierno;

Soy viudo, estoy solo, y sobre mi cae la tarde;

e inclino, oh Dios mío! mi alma hacia la tumba,

Como un sediento toro inclina su frente hacia el agua"

 

Así hablaba Booz en el sueño y en el éxtasis,

volviendo hacia Dios sus ojos velados por el sueño;

El cedro no siente una rosa en su base,

y el no sentía una mujer a sus pies.

Mientras el descansaba, Ruth, una moabita,

Se había acostado a los pies de Booz, el seno desnudo.

Esperando no se sabe que rayo de luz desconocido.

Cuando brotará del despertar la luz súbita.

Booz no sabía que una mujer estaba ahí

y Ruth no sabía lo que Dios, quería de ella.

Un fresco perfume salía de los ramos de asfodelos;

Las brisas de la noche flotaban sobre Galgalá.

La sombra era nupcial, augusta y solemne;

los ángeles volaban por ahí sin duda oscuramente,

pues se veía pasar, en la noche, por momentos,

Algo azul que parecía un ala.

La respiración de Booz que dormía.

Se mezclaba con el ruido sordo de los arroyos sobre el

[musgo.

Era el mes en que la naturaleza es suave,

Las colinas tienen lirios en su cúspide.

Ruth soñaba y Booz dormía; la hierba era oscura;

Los cencerros de los rebaños palpitaban vagamente;

Una inmensa bondad caía del firmamento;

Era la hora tranquila en que los leones van a beber.

Todo reposaba en Ur y en Jerimadeth,

Los astros esmaltaban el cielo profundo y sombrío;

El cuarto creciente, tenue y claro, entre esas flores de la

[oscuridad,

Brillaba hacia occidente, y Ruth se preguntaba.

Inmóvil, entreabriendo los ojos bajo sus velos;

Que dios, que segador del eterno estío,

Había, al marcharse, arrojado negligentemente,

Esta hoz de oro en los campos de las estrellas., es la lluvia del semen, cayó, Inmóvil, entreabriendo los ojos bajo sus velos, -Ruth se preguntaba-, Que Dios, que segador del eterno estío, había al marcharse, arrojado negligentemente. Esta hoz de oro en los campos de las estrellas se derrama.

.

Los dos personajes cómo aparecen son. Poros y Penia en el Banquete. Poros que es la abundancia, el recurso, es un dios, está borracho de néctar y se tira a dormir. Penia, que es la escasez, la pordiosera, se acerca entonces, y de esa unión nace Eros. Es decir, para mi lectura por lo menos, yo creo que Víctor Hugo condensa lo que en el relato del Antiguo Testamento está, digamos, pulcramente separado en tiempos, y después recién tuvieron hijos según la ley, acá está hecho más poéticamente el encuentro.

Yocasta, que ella se hace embarazar, primero estaba borracho Layo, que era el que no quería, y es por los efectos del alcohol, Layo está durmiendo, ella va a la cama, tienen relaciones y ahí queda embarazada.

Abraham por el tema de la ancianidad, tiene un hijo que nace cuando eran viejos los dos.: sin duda que el tema de la ancianidad es esencial, entonces vamos a ver la frase que nos interesa. Habíamos hecho la formula de la Metáfora, la vez pasada, vamos a hacerla a nuestra manera, ponemos entonces:

S S’ gavilla Booz

S’ X Booz X

Como la pone Lacan este es el significante que cae bajo la barra, significante sustituido, y este como el significante metafórico, es decir el que sustituye. Hay una frase en el texto que dice que, esto no es lo mismo que la operación de Unterdrück, que es un poner abajo, por ejemplo si yo en este momento no hablo del libro que leí ayer, está en Unterdrück, pero está al modo de lo preconsciente, no está operando como retorno de lo reprimido, la represión implica un Unterdrück más un plus, cuál es ese plus, un retorno de lo reprimido, lo que está reprimido tiene eficacia porque retorna, por eso Lacan siempre insiste, no hay reprimido sin retorno de lo reprimido. Lo cual quiere decir también, que lo reprimido para nosotros tiene valor como tal en la medida que está operando, porque sino hacemos una ontología del inconsciente, por eso Lacan dice, el inconsciente no es del orden del ser ni del no ser, uno puede decir, bueno pero el diskette está, es verdad, el diskette está, pero para que se llame inconsciente tiene que estar en funcionamiento. Entonces por el retorno de lo reprimido nosotros decimos, eso estaba reprimido.

Si acá reemplazamos los términos, qué pondríamos por ejemplo, el significante metafórico.

Es gavilla, que puede ser sinónimo de semilla, espiga, por la traducción, pero tiene el mismo sentido, lo que pasa que gavilla por ahí nos cuesta un poco en castellano aproximarlo a lo que quiere decir semilla, por ejemplo, es difícil que uno de nosotros le explique a nuestros hijos, cuando preguntan cómo nacen los chiquitos, y uno le diga, bueno, la gavilla de papá se junta con la de mama, que tiene que ver a su vez según como lo guardas una parte se come y otra sirve para la nueva cosecha, o sea que tiene función también... semilla, entonces tengamos presente que gavilla podría ser traducido también como semilla, su semilla no era avara ni odiosa, por ahí quedaría mejor, pongamos semilla entonces. Entonces a qué reemplazan esas semillas, esa gavilla a Booz, es decir que lo reemplaza en una función de metonimia, porque Booz es campesino, Booz es campesino, campesino con semilla tiene una relación de parte a todo. Esto es importante como la metáfora se organiza alrededor de metonimias, hay una relación, es decir, acá hay cadena metonímica En el primer caso, Booz es campesino y cuál es la significación de un campesino, cuál es el plus de sentido que hace que esta x, al modo del álgebra, se modifique, teniendo en cuenta todo el poema que hemos leído, aparece la frase "su semilla no era avara ni odiosa", es una semilla que está en continuidad con "no era avara ni odiosa", es ahí donde se nos aparece el valor de metáfora, porque si dijera su semilla creció en el campo no hay ninguna metáfora, pero poner su semilla no era avara ni odiosa, es raro, por qué, quién es avaro u odioso...... un ser humano, de una semilla uno nunca diría es avara u odiosa. Entonces dónde está el plus que hay acá, cuál es el beneficio que aparece en todo esto.

El tema de la semilla habla de dos cuestiones, una de cómo era Booz como ser humano, que no era ni avaro ni rencoroso, porque además Ruth pertenecía a otro Dios, otra religión y a otro lugar.

Entonces primera cuestión, tenemos que esta significación de Booz como campesino, ya nos está hablando no solo de su actividad en términos literales, cosecha y recoge, sino que además es un hombre que se caracteriza por su generosidad, hay una virtud que es su generosidad, es decir, su semilla no era avara ni odiosa, está diciendo que él era generoso, hay una virtud. Qué más, a qué alude por otro lado el hecho de que hable de su semilla., a la procreación, o sea que al mismo tiempo embaraza esa semilla, es decir que todo el relato nos viene a contar un hecho que tiene por un lado, el valor del milagro, ¿qué es el milagro? Por ejemplo si hay una zarza ardiente, y la zarza sigue ardiendo, no cumple con las leyes naturales de la combustión, por ejemplo, una zarza si se quema, un ratito y ya desapareció, si sigue ardiendo decimos milagro, es decir, un milagro es aquello que contradice las previsibles leyes del orden natural.

Entonces por un lado podemos pensar que hay un milagro, pero por otro lado un milagro también quiere decir que se trata de algo que no es natural.

por lo menos que no es natural, porque lo no natural puede ser lo sobrenatural, o nosotros, que estamos en otra perspectiva, podríamos decir que no sea natural, no quiere decir que sea sobrenatural, sino que hay algo en el orden humano que excede a lo natural. Por ejemplo, un perrito, o pongamos por caso una semilla, una semilla, si yo la planto en la tierra con el agua que necesito y los fertilizantes que necesita, inexorablemente va a dar todo lo que pueda, es decir, la naturaleza es generosa al extremo, da todo lo que puede, pero también tenemos que reconocer que no puede no dar, no es que lo da porque es generosa al extremo, sino que además no puede no dar. En cambio el ser humano, y ahí viene la dimensión no natural, tiene la chance de que puede decir, sí, dejen caer espigas o puede decir, traten de que caiga la menor cantidad de espigas posible. Por ejemplo, ante un mendigo que nos pide dinero en la calle, siempre está la opción de cómo uno va a responder. Se trata entonces de que su semilla no era avara ni odiosa, nos coloca frente a algo discordante en términos de los usos habituales del lenguaje, porque una semilla no tiene chance de ser o no ser avara.

Entonces nos está diciendo algo que ya nos sorprende, y es que reemplaza a Booz por semilla, con lo cual nos habla de una generosidad sin límite, como es propio de la naturaleza, pero por otro lado como una semilla no se caracteriza por no ser ni avara ni odiosa, nos está diciendo que hay algo que excede el orden de lo natural. Y el poema aquí nos dice qué es lo que excede del orden de lo natural: la procreación, es decir que entonces nos está hablando de otra semilla, ya no se trata de Booz solamente como el campesino que cultiva y cosecha, sino de Booz como hombre que va a engendrar una raza de la que va a surgir un rey, que es lo que dice el poema. O sea, el relato bíblico necesita que haya una porque se supone que de ahí va a salir David, y de la casa de David va a salir Jesucristo, porque el relato talmúdico dice que tiene que ser descendiente de toda esa progenie quien sea el Mesías. Entonces resulta que esta semilla, que alude entonces por su relación con no es avaro ni odioso, a un hecho milagroso que excede lo natural, piensen, nos reenvía ya a una nueva significación, que es Booz generoso en el sentido de que produce cuando no es esperable una descendencia, una descendencia que implica un rey, que luego implica un Dios que va a ir a la muerte, pero un Dios con algo más, el relato bíblico muestra por lo menos dos veces repetido, un hombre que ya está fuera de edad, el caso de Abraham con Sara, más aun que la mujer que está fuera de edad, que de pronto aparezca teniendo un hijo, la procreación excede el orden de lo natural. La paternidad excede el orden natural. Yo soy padre, solo lo puede decir un loco, el padre de Schreber. La paternidad no es una propiedad. Lo Real del cuerpo, lo transindividual, Tu riqueza es una gracia divina, tiene que ver con la castración.

Plus de sentido, semilla que se reconoce como que no es propiedad del sujeto, puede hacer su don porque reconoce que es efecto de ese don. En la Metáfora los dos términos son importantes, lo que retorna y lo que está reprimido.

El Matema $. Escribe ese sujeto como efecto.

Lacan esta desarrollando la gramatica del Otro, que es parecida a un buen libro de Bertrand Russell, luego esta el fantasma que es como el sujeto responde a la demanda pulsional del Otro, importante diferencia con Melanie Klein donde juega un sujeto dueño de su Ello instintual, para Lacan el Ello tambien se constituye por la demanda del Otro, en este seminario situa la castracion del Otro primordial como instituyente, dando cuenta que el Otro esta marcado desde un principio, es un A barrado, como el Dios de Jave, Isaac, etc, a partir de tener nombre, el Dios de Spinoza es un Dios panteista, expandido, es un Dios distribuido en el conjunto de las cosas, tambien trabaja el tema de los misticos, para situar que no existe un conjunto universal, donde el encuentro del sujeto mistico con Dios, es una falta en ser, hay un Dios que existe despojado de completud, ahí estaria la otra cara de Dios, la mujer que no es toda quien sostiene la cara Dios del inconsciente, el Otro se convierte sin marca cuando lo sostengo fantasmaticamente.